Verdades y mentiras sobre el running

Los expertos responden a los mitos que giran en torno a la práctica deportiva.

Lo más popular

No hay duda, el running sigue pisando fuerte. Mejora la salud, nos mantiene activos y saludables, es accesible para todo el mundo y no requiere esfuerzo económico. Pero, ¿lo sabemos todo acerca de esta práctica?, ¿qué hay de verdad en todos esos mitos que giran en torno a ello? , ¿correr con más ropa ayuda a quemar más grasas?, comer antes de salir a correr: ¿sí o no?

Jesús Hernández y Patricia Escribano, preparador físico y nutricionista de Blua de Sanitas, nos despejan las dudas.

Publicidad

¿Hay que comer fruta antes de ir a correr?

Según Patricia Escribano, ingerir fruta unos 30 o 40 minutos antes, mejora el rendimiento deportivo. Y hay más, si elegimos ingerir pasta, arroz o patatas, deberíamos hacerlo unas tres horas antes del entrenamiento. Eso sí, alimentos ricos en grasa o fibra... evítalos.

¿Es bueno correr en ayunas?

Según Jesús Hernández, entrenar en ayunas puede ser útil para deportista experimentados que van a correr grandes distancias con el objetivo de mejorar el uso de las grasas como combustible. Sin embargo, para el resto de los mortales, salir a correr habiendo desayunado previamente hará que lo hagamos con mayor intensidad y quememos más calorías.

Lo más popular

"Si vas a practicar running, equípate".

Y de repente, un pulsómetro, unas zapatillas pro y todo tipo de artilugios que no sabemos ni cómo usarlos. Lo cierto es que, según el preparador de Sanitas, "pequeños premios a nuestra constancia pueden ser grandes aliados para seguir corriendo". Es decir, que comiences a practicar running no debe suponer el desembolso del siglo en todo tipo de gadgets. ¡Gánatelos! Ponte metas y, una vez logradas, date un capricho y ve mejorando tu rutina al mismo tiempo que mejoras tus tiempos y resistencia.

¿Qué hay de cierto en eso de correr con más ropa por aquello de sudar más?

Más bien poco. Sí, como es obvio, sudarás más cuantas más capas lleves. Sin embargo y de acuerdo con las palabras de Jesús Hernández, esto no hace que quemes más grasa: "la grasa no se quema, se oxida y correr con mucha ropa puede provocar una deshidratación y derivar en mareos, calambres o golpes de calor".

Calentamiento: ¿es estrictamente necesario?

Sí. Quince minutos de calentamiento nos ayudan a una actividad, no sólo más segura, sino mucho más eficiente. Con el calentamiento podremos ir aumentando la temperatura corporal de forma gradual y lograr así mejor movilidad articular. Y no lo olvides: tras el entrenamiento, acuérdate de los estiramientos estáticos y di adiós a las agujetas.

He empezado a correr pero el tercer día ya estoy muy cansada.

Haz caso a tu cuerpo. Para comenzar, un par de veces a la semana es un volumen recomendable para acostumbrar a tu cuerpo a la rutina deportiva. Sin embargo, si te manda señales, hazle caso: "El descanso es tan importante o más que el propio entrenamiento. O paramos nosotros, o lo hará nuestro cuerpo", nos recuerda el preparador.

Y ahora sí, let's go run!

More from Elle: