Tu ciudad te engorda

La ciudad en la que vives influye en tu peso y tu salud. ¿Lo peor? Las urbanizaciones de chalés…

Lo más popular

Al menos eso asegura un estudio en el que se examinaron las calles de 24 ciudades de California teniendo en cuenta su densidad, conectividad y configuración y las compararon con varias enfermedades que sufrían sus habitantes. El resultado fue que las ciudades de calles con mayor densidad de cruces tienen niveles más bajos de obesidad, presión arterial, enfermedades del corazón y diabetes. Es decir que cuantos más cruces, más sanos estamos y también que las calles más anchas van asociadas tasas altas de obesidad.

Publicidad

La explicación es muy sencilla. Este tipo de ciudades obligan a caminar, andar en bicicleta, y usar el transporte público más que las ciudades nuevas basadas en urbanizaciones en las que el uso del coche es más necesario o incluso sencillo de utilizar.

Los ejemplos de tipos de enrejado de la ciudad de mejor a peor para la salud serían:

Lo más popular

El ideal: las ciudades Europeas cuyo trazado de calles es caótico y denso. Por ejemplo el centro de Madrid (en la imagen superior) o Sevilla.

El término medio: las ciudad algo más planificadas pero que tienen una distribución tipo rejilla de calles paralelas y perpendiculares. Por ejemplo: Barcelona, Manhattan, o el barrio de Salamanca o Madrid Sur (en la imagen superior).

Y por último: las ciudades de casas bajas y chalets tipo urbanización. Son más complicadas de encontrar en España que en Estados Unidos pero su distribución es similar a barrios como La Moraleja en Madrid (en la imagen superior).

A veces creemos que una vida más saludable implica cambios radicales, pero moverse sigue siendo la clave, por muchos estudios que salgan.

More from Elle: