Cuida tu piel a través del intestino

Sí, has leído bien. Según un estudio, mantener nuestro intestino sano previene la aparición de granos, rojeces o arrugas. Las bacterias "buenas" de ciertos alimentos y cosméticos son el protector natural que necesita tu piel.

Lo más popular

Como bien sabemos, una mala alimentación y otros factores, como el estrés o la contaminación, pueden perjudicar considerablemente nuestra piel. Y aunque estos hábitos se cambien, muchas personas siguen teniendo problemas cutáneos, sin encontrar una respuesta que lo justifique. Sin embargo, recientemente científicos rusos han dado con la solución a estos problemas. Todo tiene que ver con el intestino.

Publicidad

Científicos de todo el mundo llevan más de 70 años investigando la relación existente entre el intestino y nuestro estado de ánimo, la piel y el bienestar. Pero no ha sido hasta ahora, cuando en un estudio ruso se ha descubierto que el 54% de las personas con acné que participaron en él tenían algún tipo de problema con su microflora intestinal. Las bacterias que habitan en nuestro intestino, trabajan en conjunto con el sistema inmunitario, por lo que tienen una gran repercusión en el estado de la piel. ¿La solución? Adquirir las denominadas bacterias "buenas", que ayudan a mejorar la microflora intestinal. Las podemos encontrar en ciertos productos de belleza, como Life Plankton Essence de Biotherm, que contiene microorganismos regeneradores (también son bacterias), o también en alimentos probióticos y prebióticos.

Probióticos

Cuando el equilibrio de nuestra flora intestinal está alterado pueden aparecer espinillas, problemas de ansiedad y problemas digestivos. Para prevenirlo hay que ingerir alimentos probióticos, o lo que es lo mismo, fermentados (yogur, kéfir, verduras encurtidas…). Están compuestos por microorganismos vivos que trabajan en el intestino estabilizando su flora y protegiéndola de bacterias dañinas. Añade a tu dieta alimentos que contengan estos microorganismos, como el yogur griego o el tempeh.

Yogur griego

La mayoría de los yogures griegos contienen trazas vivas de S. thermophilus (St) y de L. bulgaricus (Lb), que reducen el riesgo de inflamación (por lo que pueden prevenir la aparición de espinillas). El S. thermophilus, además, puede reducir los signos visibles de la edad. ¿Nuestra forma favorita de tomarlo? Como un postre helado en el desayuno. Una receta fácil y divertida para empezar con buen pie cada mañana.

Publicidad

Tempeh

Este fermentado de soja tiene un alto contenido en vitaminas del grupo B (especialmente riboflavina) que ayudan a la regeneración celular y a que la piel esté sana y protegida contra las agresiones externas. Puedes añadirlo junto a otros ingredientes en un bol.

Complementa sus efectos en la piel con cosméticos que contengan microorganismos vivos, como el Blue Therapy Night de Biotherm, que repara la piel durante la noche dejándola más firme a la mañana siguiente.

Prebióticos

Los prebióticos son compuestos de fibra que el organismo no puede digerir, pero que estimulan el crecimiento de las bacterias beneficiosas para el intestino y que, al mismo tiempo, mejoran el bienestar del organismo. Entre sus múltiples beneficios también se encuentra la disminución de la ansiedad y el estrés, que no se reflejarán en la piel. Muchos vegetales contienen estos microorganismos, pero son los rábanos y los espárragos, los que más ayudan a regenerar el aspecto de nuestra piel.

Publicidad

Rábano

Los rábanos contienen arabinogalactanos, unos nutrientesque favorecen la oxigenación celular, por lo que, cuanto más oxígeno reciban las células de la piel, más sana se verá ésta. La forma más común de ingerir este vegetal es incorporándolo a una ensalada.

Si vives en un entorno urbano, ayuda a oxigenar por completo la piel con un limpiador que elimine eficazmente los contaminantes que se depositan en ella. Biosource Total Renew Oil de Biotherm puede acabar incluso con las partículas más pequeñas de contaminación, lo que hará que tu piel respire mejor.

Espárragos

Los espárragos son ricos en glutatión, un antioxidante que protege tu piel de la acción de los radicales libres y previene la aparición prematura de arrugas y líneas de expresión. Una receta diferente y atractiva es ésta para la cena, con boniatos y garbanzos.

También puedes utilizar un sérum que contenga antioxidantes tópicos, como Skin Best Day Cream SPF15 Normal Skin, para reforzar los efectos de este alimento en la piel.

Y recuerda que para conseguir ver en tu rostro los efectos de estos alimentos, debes reducir al mínimo la ingesta de otros alimentos ácidos, como el azúcar y el alcohol, ya que pueden perjudicar la flora intestinal.

More from Elle: