¿Estás satisfecha con lo que te rodea?

En ocasiones sentimos que nuestra vida y todo lo que gira a nuestro alrededor es un caos constante lleno de injusticias que no podemos controlar. Pero lo cierto es que si algo no te gusta eres tú quien debe tomar las riendas y luchas para que ese cambio sea posible. Te damos las claves para lograrlo.

Lo más popular

Hay días en los que parece que el mundo se ha puesto en nuestra contra y nos centramos más en buscar una causa responsable para justificar aquello que va mal, olvidando que lo mejor para cambiar las cosas es asumiendo un papel protagonista y tomando el control de la situación. Tú puedes hacer mucho para cambiar aquello que no funciona a tu alrededor.

En la Fundación Vivo Sano, una organización independiente, privada y sin ánimo de lucro, tienen como objetivo principal la creación de una sociedad más sana donde las personas encuentren bienestar en todos los ámbitos de su vida. Para ello han puesto en marcha el proyecto 'Yo cambio el mundo cambiándome yo', que quiere concienciarnos de nuestra responsabilidad individual en la sociedad, pues somos autores de nuestra vida y coautores del mundo que nos rodea.

Publicidad

Hablamos con Laura Martínez, directora de ética corporativa y de este proyecto en la Fundación Vivo Sano, para comprender por qué el cambio debe nacer de dentro y no esperar a que se produzca de forma externa a nosotros.

En primer lugar nos recuerda que: "La sociedad no es más que el reflejo de las personas que la integramos", y es por ello que tú tienes un peso tan importante. Con la suma de todos conseguiremos un mundo sano, ético y eficiente. La máxima del proyecto se basa precisamente en eso, en hacer ver que "todo gran cambio que queramos evidenciar a nuestro alrededor empieza por nuestro propio y particular cambio personal".

Lo más popular

Es lógico que al plantearnos este tema nos escudemos en el clásico pensamiento: "yo sólo no voy a poder hacer nada si el resto sigue igual". Pero ante eso Laura nos responde que la clave está en convencerse de que sí es posible, que hay que alejarse de la pasividad y concentrarse en aquello que te inspira. Además, también entra en juego el efecto contagio y al igual que se copian los comportamientos corruptos también se imitan las actitudes y decisiones honestas. Conviértete en el eje central sobre todo lo que gira a tu alrededor y genera la reacción de tu entorno. La clave está en predicar con el ejemplo.

Además, nos deja unos consejos que puedes llevar a cabo para que el cambio se presente más fácil y te animes a dar el paso:

- Obsérvate y analízate. La vida suele ser como el eco. ¿No te gusta lo que estás recibiendo? Observa lo que estás emitiendo.

- Cambia tu actitud. Nuestra actitud condiciona inexorablemente nuestra existencia.

- Asume las riendas de tu vida. Automáticamente te sentirás más libre. Somos más independientes cuando comprendemos que la búsqueda de nuestro bienestar depende de nosotros mismos.

- Pon voluntad auténtica de cambio. El reto es empezar. Al encender esa pequeña chispa, con una nimia apertura inicial hacia un nivel de entendimiento más amplio, el cambio empieza y acelera nuestra vida de forma inminente.

- Descubre lo que te hace realmente feliz y lucha por hacerlo tu forma de vida. De este modo encontrarás la felicidad en cada momento, cada día. La felicidad interior es el combustible del éxito.

- Procura que tus acciones sean congruentes con lo que piensas y con lo que sientes. Esto te dará paz interior y aumentará tu capacidad de tomar decisiones con calma y sabiduría.

- Planifica de forma concreta los pasos para lograr tus objetivos. La efectividad personal se consigue al descubrir el balance perfecto entre mis objetivos y las acciones que tengo que realizar para lograrlos.

- Confía en ti. Todos somos capaces de emprender, de seguir un pensamiento y recorrer el camino necesario hasta conseguir lo que nos proponemos. Lo único que necesitamos es creer que lo podemos lograr.

- Siéntete líder de tu vida. Todos podemos serlo. El liderazgo es la capacidad que tienen las personas de cambiar el contexto.

- No te cierres a lo que pueda llegar. Al comprender que somos seres en continuo estado de cambio, abriremos nuestra mente a vivir nuevas experiencias sin prejuicios sobre lo que aún no conocemos.

En 'Yo cambio el mundo cambiándome yo' cuentan con un equipo multidisciplinar de embajadores formado por médicos, directivos de empresas, coaches, psicólogos, abogados o pedagogos que desempeñan el papel de ponentes en las charlas y seminarios que organizan. De esta forma pueden ampliar su visión e integrar diversos puntos de vista, percepciones y experiencias que enriquezcan el contenido que hacen llegar a sus oyentes.