Así funcionan las máscaras de luz LED para el rostro

El último filón contra el acné, las manchas o las arrugas son las máscaras de luz LED. Te contamos cómo funcionan, cuáles son las mejores, los tratamientos caseros o en cabina que existen y algunas otras cosas que deberías tener en cuenta si quieres hacerte con una.

Lo más popular

Varios estudios científicos han comprobado que la tecnología de luz LED tiene una acción directa sobre la piel, con diferentes beneficios que dependen del color que emitan. Es la llamada terapia fotodinámica.

Y es curioso porque los primeros estudios de esta tecnología fueron desarrollados en la NASA en la década de los 60 con el objetivo de potenciar el crecimiento de las plantas en el espacio. En este proceso observaron la incidencia de esta luz en los tejidos del cuerpo, sobre todo en la curación y reparación de los daños de forma eficaz.

Publicidad

Por supuesto, esta tecnología "bajó a la tierra" y las celebrities no dudaron en probarla: una alfombra roja, es todo un reto. Y es que el tratamiento con máscaras de luz LED tienen resultados desde las primeras sesiones. Y contra la rapidez, no se puede competir.

En qué consiste

El proceso se parece a la fotosíntesis. La luz LED se aplica a través de una máscara directamente a la piel. Los rayos que emite la máscara son como los rayos solares pero sin los rayos ultravioletas.

Lo más popular

"A diferencia de otros tratamientos faciales que emplean láser, la luz LED no calienta la piel ni provoca dolor", cuenta Cristina Álvarez, experta en belleza y propietaria de los centros que llevan su nombre.

Precisamente en los centros de Cristina Álvarez puedes probar su tratamiento Redensilift. Dependiendo del diagnóstico facial, se aplicará un color u otro:

  • Máscara de luz LED roja, para reparar los tejidos dañados, reducir arrugas, líneas de expresión y ojeras. Penetra en las capas más superficiales y estimula la producción de colágeno y elastina.
  • Máscara de luz LED azul, indicada para las pieles con tendencia acneica. Actúa penetrando en los poros y eliminando las bacterias que provocan la aparición del acné. También reduce los poros dilatados.
  • Máscara de luz LED verde, para las pieles con pigmentación excesiva o manchas. Ayuda a la cicatrización y acelera la regeneración de la piel.

Reafirmar a través de la luz

Esa es la máxima del tratamiento 'Led lift mask' de The Calm Beauty by Carolina de Castro.

El protocolo creado con la máscara incluye además la combinación con la línea Essential Shock de Natura Bissé y confían en la estimulación fisiológica de la piel a través de la máscara para regenerar el colágeno, mitigar la inflamación y reducir la congestión de la piel.

Publicidad

Su oferta incluye 5 cromoterapias. Desde la luz roja, para reafirmar, pasando por la luz verde, para piel con acné y con falta de oxígeno o la luz azul, para tratamientos de recuperación del tono y brillo.

¿Dónde? En The Calm Beauty by Carolina de Castro.

¿Cuánto? Sesión suelta, 85 € / sesión con bono, 70 €.

+PLUS! El tratamiento incluye sesión con dermaroller.

LED contra el acné

Pero no sólo la fototerapia es lo nuevo que puedes encontrar en los centros estéticos. Ahora puedes llevártela a casa y aplicarla mientras te ves lo último de Dark en el sofá.

En este marco, Neutrógena ha lanzado su propio órdago con 'Visibly Clear', la nueva propuesta de máscara con luz LED que combina la energía de las luces rojas y azules para combatir contra las bacterias que provocan el acné de las pieles más jóvenes. Probablemente, el regalo que aparezca bajo el árbol de muchas 'millenials'…

Este dispositivo portátil utiliza las luces LED rojas y azules de forma simultánea para tratar el acné en sesiones de 10 minutos a través del filtrado a gran velocidad en la piel. "La luz azul mata las bacterias mientras que la luz roja reduce la inflamación ligada al acné", explica Naomi Furgiuele, directora Senior de Investigación y Desarrollo de Cuidado Facial Global de Johnson&Johnson.

Publicidad

P.Acnes es una de las bacterias principales que causan el acné. Tiene una debilidad oculta: genera las moléculas "porfirianas", las cuales absorben la energía de la luz azul emitida por la máscara y producen radicales libres que destruyen las membranas de sus propias células, causando así su propia autodestrucción.

Pero otro elemento clave del acné es la inflamación, la cual es a la vez una de las raíces de la causa del propio acné, provocando enrojecimiento e hinchazón de la piel. La luz roja actúa como disruptor de este círculo vicioso, reduciendo la inflamación por la reducción de la hiperqueratinización, un factor de obstrucción de los poros que contribuye a la aparición del acné.

Lo más popular

La máscara fue probada con 52 personas con acné suave y moderado, resultando del experimento que el 80% experimentaban menos brotes de acné con tan sólo una semana de tratamiento. Con el tiempo, los resultados continuaron mejorando y tras 12 semanas, el estudio concluyó que un 98% tenía menos brotes y un 94% tenía una piel más suave.

¿Cómo funciona? Primero, enchufa el activador a la máscara de tal modo que no se vea la parte plateada. Después, lávate el rostro y póntela. Mantén pulsado el botón de encendido durante un segundo completo. El tratamiento dura 10 minutos diarios. La máscara se apagará sola y puedes usarlo a diario mientras dure el brote.

¿Dónde? En El Corte Inglés, farmacias y parafarmacias.

¿Cuánto? Máscara (59,99 €) y Activador (14,99 €).

7 luces contra 7 problemas

Además de la lucha contra el acné, Unicskin también se ha sumado al boom de las máscaras LED de uso doméstico con la propuesta coreana 'Unicled Korean Mask'.

Mónica Sada, creadora de Unicskin, ha lanzado su propuesta después de conocer el secreto de celebrities como Jessica Alba, Kim Kardashian o Kate Hudson. La máscara incluye 7 luces de 7 colores diferentes para tratar diferentes tipo de necesidades dérmicas.

Publicidad
  • Roja: Antiedad. Ayuda a reducir las arrugas y líneas de expresión.
  • Verde: Antimanchas. Ayuda a eliminar las manchas oscuras de la piel.
  • Azul: Antiacné. Destruye la bacteria causante del acné.
  • Amarilla: Tensora (efecto 'lifting'). Ayuda a reducir el enrojecimiento y la irritación.
  • Celeste: Calmante anti estrés. Relaja, energiza y calma la piel sensible.
  • Violeta: Cicatrizante. Ayuda a la cicatrización de heridas y difumina las secuelas del acné y trata las rojeces.
  • Blanca: Flacidez. Ayuda a atenuar las líneas de expresión, regenera la piel envejecida y mejora la flacidez.

La tecnología es 0% invasiva y potencia, además, la penetración de los sérums aplicados después de la máscara.

¿Cómo funciona? Primero limpia bien el rostro. Coloca a continuación la máscara y con los botones TIME y ENERGY, ajusta el tiempo y la intensidad de la luz en función del tratamiento elegido. El tiempo recomendado es media hora que se puede emplear en una sesión o en dos sesiones de 15 minutos con dos tipos de luces. Cuando acabe el tiempo, la máscara se apaga sola y podrás aplicar su sérum habitual para potenciar los efectos de la luz LED aplicada.

¿Cuánto? 265 € hasta enero de 2018 (precio de lanzamiento). A partir de enero, 295 €.

¿Dónde? A la venta en Carmen Navarro, 24 FAB, Nadia Perfumería y Unicskin.

LED + Microcorrientes

Carita da un paso más y añade una funcionalidad más a su dispositivo casero de luz LED: las microcorrientes que estimulan la producción de colágeno y mejoran la circulación.

My C.L.E. no es exactamente una máscara, sino un dispositivo en forma de cepillo facial que se aplica del mismo modo que los dispositivos de luz pulsada sobre la piel, mediante ligeras presiones. Es la apuesta de la firma en territorio LED con la que pretende mejorar la textura dérmica a través de la renovación celular. Ofrece cuatro programas fototerapéuticos:

  • LED Blanca, para reducir los signos de cansancio en la piel.
  • LED Verde, para ayudar a unificar el tono.
  • LED Roja, para devolver la elasticidad y firmeza.
  • LED Azul, para reducir imperfecciones y poros dilatados, ayudando al control de la producción de sebo.

¿Dónde? A la venta en los centros de Carmen Navarro.

¿Cuánto? 390 €.

Cosas a tener en cuenta antes de adquirir una máscara LED de uso doméstico

Cuando un gadget se pone de moda, tiemblan los cimientos de la seguridad. Y es que si quieres cerciorarte de que lo que compras, es seguro -no dejes de lado que estás aplicando un tratamiento de luz en la piel-, asegúrate de que cumple con la normativa europea, contando con el marcado CE (Conformidad Europea). Esta marca fue establecida por la Comunidad Europea y significa que el producto cumple con los requisitos mínimos legales y técnicos en materia de seguridad de los Estados Europeos.

Pero además, si el producto proviene de fuera de las fronteras europeas, asegúrate que incluye el sello de la FDA (Departamento de Salud y Asuntos Sociales americanos). Es el organismo encargado de garantizar que los alimentos y medicamentos de uso humano y animal, así como los productos biológicos y cosméticos sean saludables, seguros y eficaces.

More from Elle: