¿Por qué dicen que las mujeres estamos siempre en crisis?

Desconexión con tu pareja, divorcios, secretos, infidelidades, soledades, operaciones de estética, ansiolíticos, antidepresivos, crisis a los 40, 50, 60 años… La autora de "Hazte la vida fácil" nos da las claves para escapar de la tristeza y la desmotivación.

Lo más popular

"Es cierto que hay mujeres felices, pero muchas más están tristes o desmotivadas", dice Roser de Tienda, doctora quiropráctica con especialidad en pediatría, experta en salud de la mujer y autora de Hazte la vida fácil, un libro sobre qué significa ser mujer en el siglo XXI. Una lectura llena de inspiración, pautas y terapias para que todas podamos alcanzar la felicidad y el bienestar en nuestras vidas. "Porque un cambio de vida es posible, solo es necesario que sepas cómo realizarlo", sostiene De Tienda,

Publicidad

Hemos hablado con Roser de Tienda para preguntarle por qué hay tantas mujeres en crisis permanente, dónde está la causa de tanto malestar.

Lo más popular

Elle.es: ¿Es que las mujeres estamos en crisis continua? ¿Por qué?

Roser de Tienda: Las mujeres vivimos un momento muy intenso, porque la vida cambia con mucha rapidez, pero no así el entorno social. Todas las normas y valores del siglo pasado no son válidas para el siglo XXI, y eso genera crisis, pero entendiendo que es algo necesario para que los hombres y las mujeres avancen hacia la igualdad, que es por lo que estamos en crisis continua, porque no llegamos a todo. Hasta que eso no se consiga, las crisis continuarán porque son la única forma de avanzar que tiene el mundo, sobre todo ahora que las mujeres han decidido tomar las riendas de su vida sin dejar que la presión del mundo, hecho a la medida del hombre, se las coma.

Elle.es: ¿Sufren los hombres tanto como nosotras? ¿O no tienen tantas presiones familiares, laborales o sociales?

R.T.: Los hombres viven un momento de desconcierto, porque para ellos es nuevo compartir al 50% las responsabilidades familiares, laborales o sociales. Por supuesto que sufren, todo cambio requiere adaptación. Fijémonos en que los divorcios aumentan proporcionalmente al aumento del grado de independencia de las mujeres. Si una mujer puede mantener a su familia y tiene un entorno social enriquecedor ¿Por qué debería permanecer casada con alguien que le hace la vida más difícil? El papel que se espera de los hombres hoy en día, nada tiene que ver con los moldes con los que han sido criados, es decir, no tienen ejemplos que imitar y ese vacío les crea desconcierto y perplejidad, muchos no saben qué hacer, ni cómo hacerlo bien. Los hombres de hoy son la primera generación de la que se espera una participación activa en lo que respecta al hogar, la crianza, el cuidado de la familia. Por fortuna, muchos se están adaptando porque ven en sus compañeras el esfuerzo que requiere lidiar con la presión de llegar a todo y se dan cuenta que, para permanecer en familia, es necesario adaptarse a los nuevos tiempos, porque si no son prescindibles.

Publicidad

Elle.es: ¿Cuáles son los principales problemas que nos afectan a los 20, 30, 40, 50…?

R.T.: La precariedad de la economía y el empleo hacen muy difícil la independencia de la mujer joven. También muchas mujeres deciden qué es lo mejor para ellas, ahora que se puede escoger. No todas desean casarse y tener hijos. Muchas mujeres deciden ser madres solteras, o dedicarse a sus carreras profesionales y crear familias a partir de los 40. Otras llegadas a la madurez, se preguntan qué van a hacer después de trabajar para sus familias sin un empleo reconocido o remunerado. Lo más importante es saber quiénes somos y hacia dónde vamos. Cuáles son nuestros talentos y emplearse a fondo para conseguir lo que se desea. Por primera vez asistimos al nacimiento de una manera de vivir hecha a la medida de cada cual. Las normas han cambiado, las fronteras de pensamiento están más abiertas que nunca y eso es enriquecedor, aunque cree una crisis en la manera de vivir hoy en día, por eso las personas tienen estrés y desconcierto en general. Hay que vivir pensando en cómo se quiere vivir, más que corriendo una carrera de obstáculos continuamente que sólo conlleva desilusión.

Publicidad

Elle.es: Dobles, triples jornadas… cómo acabar con esto. Una vez que tienes hijos es fácil entrar en ese bucle, sobre todo cuando quien no quiere "conciliar" es la pareja…

R.T.: Las mujeres somos por naturaleza muy resistentes al sufrimiento, muy capaces a la hora de organizarnos y para pocas cosas necesitamos la ayuda del hombre. Para criar una familia necesitas ayuda básicamente porque no puedes estar en dos sitios a la vez. Si la pareja no quiere conciliar, se tiene que buscar ayuda externa. Pero eso merma considerablemente el amor y la admiración, y sin esas dos cosas las relaciones están abocadas al fracaso. Si la pareja siente la creación de la familia como un proyecto común y se establecen bases para que todos puedan crecer y desarrollarse con la ayuda del otro-y no a su costa- será más fácil reducir las dobles o triples jornadas femeninas. Así mismo, la responsabilidad no sólo es de las familias, las empresas y el gobierno deberían tener unas miras más altas y de futuro, porque el horario laboral español es uno de los más largos de Europa y ya se ha comprobado que eso no incide en la productividad. En la conciliación se requiere el compromiso de todas las esferas sociales para tener mejor calidad de vida, y eso en España, aún está por llegar.

Lo más popular

Elle.es: Denos algunos signos de alerta de que nuestro cuerpo está reflejando algún problema emocional que deberíamos solucionar.

R.T.: Los problemas asociados a la angustia de no llegar a todo se traducen fácilmente en migrañas, insomnio, obesidad, problemas de falta de concentración, ansiedad, dolores de espalda…. Todo ello son síntomas de que hay algo que nos está produciendo un estrés que nuestro cuerpo no puede soportar. Y en la mayoría de casos, antes de sentarnos a ver lo que no funciona y cambiarlo, decidimos medicarnos para tapar el síntoma, más que para hacer desaparecer la causa. En ello es en lo que trabajamos los quiroprácticos, en resolver las causas de las patologías que presenta el paciente para resolverlas desde la raíz. Y también mirando al paciente de forma holística, es decir integral, haciendo coaching con él para que vea qué aspectos de su vida son los que no funcionan y en cómo los puede cambiar. Hay personas que están decididas a entender que la salud viene de dentro hacia afuera, pero no todas tendrán el coraje de tomar esa responsabilidad. Vivir escuchando a tu cuerpo y a tu mente, requiere el coraje de saber cuándo tenemos que parar y qué tenemos que cambiar para que hacer que nuestra vida funcione y vivamos como deseamos.

Las cinco terapias para ser más feliz

Publicidad

Roser de Tienda nos propone cinco terapias de vanguardia que nos ayudarán a hacer nuestra vida más feliz:

Terapia EMDR. Por sus siglas en inglés de las palabras desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares (Eye Movement Desensitization and Reprocessing) es un modelo de psicoterapia innovador para tratar traumas. Es el método de tratamiento más eficaz y validado científicamente que puede encontrarse en la actualidad. Se aplica a un amplio y variado espectro de problemas de salud: trastornos de ansiedad, depresión, trastornos de alimentación, obsesivos compulsivos, trastornos de personalidad, fatiga crónica, fibromialgia, duelos no procesados…

Quiropráctica. La quiropráctica, palabra que proviene del griego y significa "hecho con las manos", ajustará tu columna y recolocará en su posición adecuada a aquellas vértebras que han perdido su alineación ideal dentro de la columna e interfieren en el correcto funcionamiento del sistema nervioso debido al nacimiento, estrés, o han salido de su a causa de malas posturas o accidentes… y que pueden estar pinzando algún nervio provocando mareos, dolores de cabeza, ciáticas, o hernias discales. Pero es mucho más que una terapia para el dolor físico. Es una terapia de vanguardia y sostenible que te ayuda a reconectar, a ajustarte y a ser más feliz. La autora sostiene que cuidar la columna es sinónimo de salud, tanto física como emocional y que la quiropráctica puede ayudar y es determinante en el desarrollo físico y emocional de una persona. Esta técnica se puede aplicar desde el momento en que nace un bebé, durante su crecimiento, a mujeres embarazadas, durante la menopausia, post-parto, para personas deportistas… en resumidas cuentas: en todas las etapas de la vida de un ser humano.

Mindfulness. Esta terapia consiste en volver a sintonizar con lo que está pasando dentro y fuera de nosotros, para dejar de vivir en piloto automático y con esa sensación de que no tienes tiempo para nada. Supone realizar lo cotidiano con plena atención. En la actualidad se empieza a aplicar en las escuelas y en muchos trabajos. Incluso en casa con los niños. En una época en la que vivimos atrapados en una la conexión continua a la tecnología, a simple vista parece fácil, pero no lo es tanto, porque a todos nos cuesta mucho dejar de estar conectado para conectarnos con nosotros mismos. La clave consiste en vivir con atención plena el momento presente con interés, curiosidad, aceptación y sin juzgar", apunta la autora.

Terapia Neural. La Terapia Neural es un tratamiento que, esencialmente, busca que el organismo repare procesos patológicos a través de pequeños estímulos provocados por la aplicación de procaína. Es una terapia bio reguladora a través de un principio de estímulo y reacción. El estímulo es una pequeña aplicación de un anestésico local llamado procaína que se coloca en diluciones bajas y en micro dosis en puntos específicos, prácticamente no hay efecto anestésico en esta aplicación, pero sí un efecto terapéutico que se mantiene en el tiempo. Sirve para tratar cualquier infección, inflamación, traumatismo, cicatrices, afecciones odontológicas…

Zumoterapia. Los zumos de frutas y verduras tienen diferentes efectos en la salud. Son cócteles de vitaminas y minerales con un efecto alcalino sobre nuestro organismo. Además ayudan a oxigenar nuestra sangre (los vegetales de hoja verde son muy ricos en clorofila), regulan el tránsito intestinal y retrasan el envejecimiento ya son fuente de antioxidantes que combaten los radicales libres que dañan las células del cuerpo y aceleran nuestro proceso de envejecimiento.

More from Elle: