Hablemos de la regla

Todo lo que te ayudará a entenderla y a minimizar sus síntomas.

Lo más popular

¿Eres de las que no pueden con su vida cuando les viene la regla o de las que ni se enteran de que "están malas"? ¿Por qué estás tan sensible? ¿Por qué tienes más ganas de dulce durante la menstruación? Y, sobre todo ¿qué puedes hacer para suavizar todos estos síntomas?

"La dismenorrea se define como la aparición de dolor pélvico inmediatamente antes o durante la menstruación y puede llegar a afectar al 90% de las mujeres en edad fértil, aunque solo una minoría busca asistencia médica", dice la ginecóloga Inmaculada Bonal, de Doctoralia. ¿Por qué a unas mujeres les duele más que a otras? Como explica esta experta, la causa está en dos hormonas: la prostaglandina y la vasopresina, cuya producción excesiva o desequilibrada produce presión uterina, disminución del flujo sanguíneo, contracciones en el útero y dolor menstrual. En este caso estaríamos hablando de dismenorrea primaria. "Cuando el dolor menstrual está causado por una patología concreta de la pelvis se denomina dismenorrea secundaria y es importante tratar el proceso de base que causa el dolor", dice Bonal.

Publicidad

Como apunta esta ginecóloga, hay otras causas y factores que pueden influir en el dolor menstrual, leve en aproximadamente la mitad de las mujeres y de intensidad moderada/grave en el resto:

-antecedentes familiares y genéticos: es más probable que una mujer sufra dismenorrea primaria si su madre o hermanas la han padecido.

-factores sociales: las mujeres más activas físicamente refieren menos dolor menstrual.

Lo más popular

-tabaquismo: un equipo de científicos australianos encontró que las fumadoras están más expuestas al dolor menstrual que las mujeres no fumadoras. Son más propensas a sentir dolor grave, y este aumenta más cuantos más cigarrillos se consuman al día.

-alimentacion: no existe una relación clara, aunque los suplementos con ácidos grasos omega3 provocan una notable reducción de la dismenorrea.

-estrés: aumenta significativamente la intensidad del dolor y reduce nuestra capacidad para hacerle frente.

-percepción del dolor: las mujeres con dismenorrea muestran una mayor percepción del dolor.

Pero, como añade, también existen "factores protectores": una primera regla tardía, parto vaginal anterior, reglas breves, uso de anticoncepción hormonal.

Publicidad

Uff, las emociones

¿Lloras como una magdalena cuando te viene la regla o te sientes horriblemente deprimida sin saber por qué? Si algo es difícil de controlar y nos martiriza son los cambios emocionales asociados al período. Como dice Bonal, "los síntomas que aparecen repetidamente durante la fase premenstrual del ciclo son casi universales entre las mujeres: irritabilidad, cambios de humor, depresión, cambios en el apetito, insomnio, fatiga, trastornos cognitivos y de la conducta". "Existe también un incremento de la reactividad ante el estrés; incluso se ha informado sobre un aumento en la incidencia de suicidios y crímenes en mujeres durante el premenstruo", afirma. Sin embargo ¡y por suerte!, la mayoría de las veces estos síntomas suceden con poca intensidad, aunque, como apunta Bonal, "existe un 5-10% de mujeres que presentan síntomas numerosos, graves y que pueden durar aproximadamente 2 semanas por ciclo, lo que se denomina Trastorno Disforico Premenstrual (TDP)". "Un tercer grupo, en el medio, con una intensidad y duración de los síntomas intermedia, sin alteración significativa de la vida diaria, se incluiría en el denominado Síndrome Premenstrual (SPM)", añade.

¿Y la ovulación? A algunas mujeres les afecta más que la regla. Como explica la ginecóloga, "la ovulación es un requisito necesario para la aparición de SPM pero no se conoce la secuencia exacta de acontecimientos desde la ovulación hasta la aparición de los síntomas". "Pruebas sólidas indican que muchas mujeres con síntomas importantes experimentan una reducción de la serotonina liberada en el cerebro durante la fase premenstrual; este dato se respalda por la eficacia de los antidepresivos inhibidores de la receptación de serotonina en el tratamiento de estas pacientes", apunta. Según esta experta, en este hecho pueden estar implicados otros neurotransmisores centrales: "algunas mujeres pueden presentar cambios en la bioquímica y el funcionamiento cerebral similares a los que ocurren en el cuadro depresivo". Como dice esta doctora, puedes aliviar las molestias de la ovulación (puede dolerte al sentarte o mantener relaciones) utilizando una manta eléctrica, dándote un baño tibio o caliente, o tomando ibuprofeno o naproxeno. Si no desparecen de esta forma, habría que acudir al ginecólogo.

Publicidad

Cómo suavizar los síntomas

"El SPM es un problema crónico que normalmente no se resuelve hasta la menopausia, por lo que la estrategia terapéutica debe ajustarse a la intensidad de los síntomas", apunta Bonal. Según esta experta, en una mujer sin síntomas importantes puede ayudar:

- Ejercicio. Se ha demostrado el efecto del ejercicio aeróbico moderado regular en los síntomas premenstruales menos graves. La práctica regular de ejercicio aporta un mayor flujo sanguíneo a la región pélvica, mejora el metabolismo y el equilibrio electrolítico, lo que disminuye la percepción del dolor durante la menstruación.

Lo más popular

- Alimentación. En dos ensayos aleatorios se ha demostrado que el aumento de la ingesta de carbohidratos complejos durante la fase premenstrual reduce la intensidad de los síntomas anímicos. Estos carbohidratos producen saciedad porque nuestro cuerpo tarda más en absorberlos (arroz integral, cereales integrales, hortalizas, legumbres, pan integral, algunas frutas).

- Suplementos alimentarios. Se ha demostrado que el calcio y el magnesio reducen los síntomas emocionales propios del premenstruo. También se están usando para aminorar los síntomas premenstruales la cimicifuga racemosa o el ginkgo, aunque no se han estudiado lo suficiente. En dos ensayos aleatorios se ha demostrado que el Vitex agnus-castus produce reducción de la sintomatología, teniendo pocos efectos secundarios.

- También pueden ayudarte los masajes, el kinesiotape, las técnicas de relajación, la electroestimulación transcutánea, la cinesiterapia, la terapia manual, las microondas o la manipulación espinal.

- Cuando no haya una respuesta suficiente, está indicado el tratamiento con inhibidores selectivos de la receptación de serotonina.

Publicidad

Medicamentos para aliviar el dolor

¿El dolor menstrual te resulta insoportable? ¿Te impide incluso hacer una vida normal? Como explica Bonal, "en las mujeres que padecen dismenorrea primaria el tratamiento de primera línea está dirigido a disminuir la producción de prostaglandinas". De hecho, el 72% de mujeres notificaron alivio del dolor con los medicamentos inhibidores de las prostaglandinas exclusivamente. "Estos fármacos pueden mejorar otras molestias asociadas como cefalea o sensibilidad en las mamas", añade. "Según esta ginecóloga, existe varias clases de inhibidores de la síntesis de pg, como aspirina, fenematos y fármacos antiinflamatorios no esteroideos. "Son excelentes el ibuprofeno, naproxeno y ácido mefenamico, hay pocos datos que demuestren que los fármacos más nuevos y caros sean más eficaces, pero pueden ofrecer una posología y un perfil de efectos secundarios más favorables".

Como recomienda Bonal, "debe tratarse a la paciente con la dosis mínima del fármaco que se tolere y ofrezca alivio, la dosis no debe superar la máxima diaria recomendada para el fármaco". Y, además, puede ser necesario probar distintos fármacos para averiguar cuál es la medicación mejor tolerada y eficaz para cada paciente.

¿Y el paracetamol? Según esta experta, "no tiene actividad frente a las prostaglandinas, por lo que es menos eficaz en la reducción del dolor de la dismenorrea".

Bajada de defensas

¿Eres de las que se ponen enfermas o se sienten más débiles durante la regla? ¿Se produce una bajada de defensas? Como dice Bonal, "muchas enfermedades pueden llegar a quedar restringidas al ciclo menstrual, de forma que los síntomas específicos de estas se manifiestan exclusivamente o con más frecuencia en la fase premenstrual". "El ejemplo más frecuente es la cefalea migrañosa; el 5% de las mujeres con migraña la experimentan exclusivamente con la regla o en premenstruo (denominadas migrañas menstruales) y muchas más comunican que sus migrañas aumentan de frecuencia o gravedad en ese momento. Se han notificado muchas otras enfermedades durante esta fase, como herpes, diabetes, asma o incluso cardiopatía coronaria", añade.

Publicidad

¿Cómo evitarlo? Como dice la experta, "la estrategia terapéutica inicial debe ser la habitual para esa enfermedad". "Por ejemplo, para la migraña menstrual los tratamientos supresores habituales son el primer paso. Sin embargo, si los tratamientos habituales no son suficientes para eliminar los síntomas de la fase premenstrual tardía, puede que haya que considerar la supresión de la ovulación", apunta.

Lo más popular

Píldora y reglas muy dolorosas

Según Bonal, cuando una paciente con dismenorrea no presente suficiente alivio con analgésicos u otras técnicas, el tratamiento hormonal suele ser el paso siguiente. "Los anticonceptivos orales (AOS) mejoran la dismenorrea en el 80-90% de los casos ya que reducen el dolor menstrual suprimiendo la ovulación, reduciendo el grosor del endometrio y en consecuencia acortando la duración e intensidad del sangrado menstrual", explica. "Se piensa que un endometrio más fino da lugar a una menor producción de prostaglandinas, lo que causa menos dolor y calambres", añade.

¿Te preocupan los efectos secundarios? "Los AOS tienen una serie de efectos secundarios que deben considerarse (nauseas, cefalea, sensibilidad en las mamas), aunque cada vez se presentan con menor frecuencia, debido a la progresiva reducción de las dosis hormonales utilizadas o a la utilización de estrógeno natural. Pero tranquila, como dice esta ginecóloga, "los AOS más recientes, de dosis baja, son tan efectivos como las píldoras tradicionales para reducir el flujo y el dolor menstrual".

Alimentos y menstruación

En la fase premenstrual y durante la regla suele aparece dolor menstrual, retención de líquidos, hinchazón de mamas y cambios en el humor. Como dice la experta, "una alimentación sana puede disminuir estas molestias, mientras que una alimentación artificial a base de productos refinados y procesados agrava la dismenorrea". Esta ginecóloga recomienda evitar en lo posible los lácteos enteros, el té, café, cacao y alcohol, los alimentos procesados (muy ricos en sodio y que favorecen la retención de líquidos), las grasas y las frituras, que elevan los niveles de estrógenos, lo que aumenta el dolor.

¿Qué alimentos son recomendables durante la regla? "El jengibre, cúrcuma, aceite de sésamo y en general todos los aceites vegetales ricos en ácidos grasos poliinsaturados (maíz, soja, pepita de uva, germen de trigo etc.)", dice. "Los aceites de onagra y de pescado tomados como suplementos dietéticos pueden reducir los espasmos y la dismenorrea, y los alimentos diuréticos pueden reducir las molestias (alcachofa, apio, espárrago, judía verde, manzana, melocotón, melón, níspero, pera, sandía, piña", apunta.

"Una alimentación que aporte los 25g de fibra recomendables al día para un adulto contribuye significativamente a evitar el dolor y las molestias", añade. Además, esta experta afirma que "el magnesio es necesario para que se produzca la relajación muscular, ya que su carencia favorece los espasmos". Se encuentra en el salvado y germen de trigo, frutos secos, semillas de calabaza y girasol, y legumbres. El anacardo es el fruto seco más rico en magnesio.

¿Por qué mueres por el dulce cuando tienes el SPM? Según Bonal "parece que nuestro propio cuerpo selecciona este tipo de alimentos porque instintivamente sabe que necesita una dosis extra de determinados nutrientes; así, el chocolate, quizá el más deseado, tiene un contenido en triptófano muy alto, lo que estimula la producción de serotonina, contribuyendo a mejorar el estado de animo de quienes lo consumen".

More from Elle: