Gezellig, cuando la felicidad viene del norte de Europa

Aunque parezca mentira, los españoles no somos los más felices del mundo. Y si no, ¿por qué no tenemos una palabra que defina nuestro estado de bienestar? Después del hygge, llega a nuestras vidas el "gezellig", o cómo los países del norte de Europa llaman a la auténtica felicidad.

Lo más popular

Si el mes pasado nos fijábamos en el hygge, un concepto procedente de Dinamarca, ahora nos llama la atención el gezellig (palabra holandesa). Significa lo mismo, al igual que "lagom", "cwtch", "koselig" y "gemütlichkeit". La diferencia radica en que cada una de estas palabras viene de un país y una cultura en particular, eso sí, del norte de Europa.

Todas hacen referencia a ese estado de ánimo placentero y alegre que muchas personas ponen en práctica para llegar a la felicidad absoluta, sobre todo, en los fríos días de invierno. Pero en esta ocasión, el hashtag #gezellig ha alcanzado las 300.000 publicaciones en Instagram, haciéndose cada vez más popular. Por eso nos preguntamos, ¿por qué la gente está tan enamorada de esta palabra y de todo lo que representa?

Publicidad

¿Qué significa realmente "gezellig"?

Como en el caso del hygge, se puede considerar "gezellig" toda aquella acción que hace sentirte alegre y cómoda durante el invierno, como por ejemplo, una iluminación con velas, leer un libro junto al fuego, cenar con los amigos con una iluminación suave…

Estos dos términos se pusieron de moda el año pasado, especialmente en aquellos países donde los inviernos son más largos y los días más cortos, como Inglaterra, Canadá, Alemania o Suecia. Aunque, como hemos apuntado antes, en estos países se utilicen diferentes palabras, el objetivo sigue siendo el mismo: ayudar a la gente a encontrar la felicidad, a apreciar las cosas sencillas de la vida y a conectar con los seres queridos.

Dinamarca y Holanda se encuentran en el top ten en el Informe Mundial de la Felicidad de 2017, publicado por la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible de la ONU (SDSN) el pasado 20 de marzo (Día Internacional de la Felicidad), junto a otros países como Islandia, Suiza o Noruega (en el primer puesto). A pesar de que son muchos los pilares en los que se basa esta organización para hacer el informe, algo que tienen en común es que han incorporado este concepto a su estilo de vida.

Eating, dreaming and sleeping in avocado heaven ☕️🌿 Find link to my amazing bedsheets on the blog! Yay

A post shared by Isabella Thordsen (@isabellath) on

Publicidad

¿Qué nos aporta el gezellig?

Todo lo que es acogedor o te hace sentir bien (decoración, comida, relaciones…) se puede considerar "gezellig". El concepto se puede aplicar a diferentes aspectos de nuestra vida, ayudándonos a reducir el estrés que, como todas sabemos, es muy perjudicial para nuestra salud (y para nuestra piel), por lo que es importante hacer cosas que nos levanten el ánimo.

No hay que hacer grandes esfuerzos, simplemente dedicarnos más tiempo a nosotras mismas, pequeños placeres cotidianos que nos hagan más felices, como leer un libro junto a una taza de café, chocolate, té (o lo que quieras), escuchar música mientras contemplas el paisaje que te rodea, o una sesión casera de spa para relajarte y mimarte (con baño caliente y mascarilla, como Aquasource Night Spa, incluidos). Todo esto hará disminuir los niveles de cortisol y que nos sintamos más felices, que se reflejará en nuestro comportamiento y en nuestro aspecto (evitará el envejecimiento prematuro).

Pero la pregunta que nos hacemos ahora es, ¿realmente se puede exportar este peculiar adjetivo a la cultura española, y más teniendo en cuenta que tenemos más días de calor que de frío? Siempre es bueno conocer lo que hacen en otros países, y a lo mejor podríamos incluir en este concepto un aperitivo en una terraza, un paseo bajo el sol y una de esas largas charlas que solemos tener con las amigas. ¿Encontraremos también la palabra ideal para definirlo? Nosotras vamos a darle una vuelta, a ver qué se nos ocurre.

More from Elle: