Desayunos contra la resaca

A lo mejor te viene bien conocerlos para este fin de semana.

GIF

Si te has despertado diciéndote a ti misma el clásico "no vuelvo a beber" o si tienes una fiesta en la que intuyes que vas a tener siempre un cóctel en la mano, te va a encantar saber que hay ciertos alimentos que pueden ayudarte a recuperar la felicidad. En base a esos alimentos hemos elaborado seis desayunos ideales para que el malestar se te pase lo antes posible.

Aunque ten en cuenta que el mejor remedio para acabar con la resaca es anticiparse y controlar lo que se bebe. Siempre es mejor cantar "Hoy no me puedo levantar, el fin de semana me dejó fatal", que experimentarlo.

Publicidad

El clásico

Uno de los desayunos con los que podemos combatir la resaca es de lo más mediterráneo. Empieza con unas tostadas con tomate y un zumo de naranja natural, ambos son ricos en vitamina C y la fructosa ayudan a acelerar la metabolización del alcohol. Lo que sí sentimos es que el zumo vas a tener que exprimirlo, no sirve de bote. Acompáñalo con unos huevos revueltos, ya probablemente estés muy cansado para hacer una tortilla. Los huevos tienen cisteína, un aminoácido que nos ayuda a procesar el acetaldehído, un deshecho hepático que se genera tras el consumo de alcohol.

Publicidad

Con fruta

Si eres un amante de la fruta este es tu desayuno ideal. Ya hemos explicado para que te servirá el zumo de naranja, así que un vaso recién exprimido te sentará genial para la deshidratación. El plátano es perfecto para recuperar la vitamina B6 y el potasio que hemos perdido con ese chupito de tequila. Además, puedes añadir un yogur natural, es rico en vitamina B5 y, como todos los lácteos, actúa como protector de estómago. Acompáñalo con unas fresas para añadir más fructosa y sabor a tu mañana post-party. Dale el toque final con unas hojitas de menta para calmar las náuseas y proteger los intestinos.

Publicidad

Castellano

Este desayuno no solo te alegrará cuando tengas resaca. Unas deliciosas tostadas con tomate recién cortado, un chorrito de aceite de oliva virgen extra, que es bueno para todo en la vida, y poco de embutido cortado o a mordiscos, eso ya te lo dejamos a ti. La longaniza, en todas sus versiones, es excelente para la resaca porque contiene cantidades importantes de esta vitamina. Así que dale al fuet sin cortarte. Para hidratarte bebe un vaso de leche, que calma la gastritis con el calcio y contiene cisteína, ideal parar procesar mejor el alcohol.

Publicidad

Ranchero

Ponle sabor a la mexicana a tu mañana de resaca con unos huevos rancheros. Sirve tomate frito en una sartén y añade unos huevos, deja que se escalfen y adereza con unas hierbas de provenza. Para hidratarte exprime unas naranjas y hazte un delicioso zumo.

Publicidad

Para deportistas

Si por alguna casualidad se te había olvidado que al día siguiente de tu divertida noche corrías una maratón o tenías un partido, también hemos pensado un desayuno para ti. Corta un plátano en trocitos, el potasio te ayudará con la resaca y los calambres del ejercicio, y añade unas hojitas de menta. Cuece un huevo y acompáñalo de unas tostadas. Sírvete una bebida isotónica, que te ayudará a restablecer los oligoelementos perdidos en la deshidratación. Además, si tu cuerpo te lo permite puedes, prepararte el smoothie antiresaca triturando en una batidora: un cuarto de melón, 3 hojitas de menta, un puñado de espinacas, medio de pepino, un mango y una zanahoria. Añade una cucharada de espirulina y ya tienes tu batido supernutriente.

Publicidad

Japonés

Es probable que lo que menos te pueda apetecer nada más despertarte es un pescado a la plancha, pero en Japón es lo que desayunan tradicionalmente y 'casualmente' es uno de los países que goza de mayor salud, ahí lo dejamos. Además, el atún es de las mejores cosas para superar la resaca porque es rico en alfa-cetoglutarato deshidrogenasa, una enzima que agilizará la desaparición del dolor de cabeza. Ralla un poco de jengibre, el gran anti-inflamatorio intestinal, encima del atún.  En el país nipón acompañan el pescado de una tortilla muy particular, tú puedes conformarte con una francesa, que no estás para hacer experimentos. Para beber ten a mano un buen zumo de tomate.

More from Elle: