David Muñoz, en 20 preguntas

El tres estrellas madrileño, abanderado de la nueva movida gastronómica, nos responde a un cuestionario rápido sobre recuerdos de la infancia, libros que le hacen viajar e ingredientes indispensables en su vida. Veinte preguntas para conocer mejor al chef del que todo el mundo habla. Por algo será.

Lo más popular

La decoración de DiverXo dice de ti… Que estoy loco, que me gusta estar loco y que entiendo todo lo que hacemos aquí a día de hoy desde un prisma absolutamente libre.

Esto está lleno de cerdos. ¿El mejor lugar para comer cochinillo? El restaurante Coque, en Humanes. No hay otro igual. Me pones un cochinillo de Coque para desayunar… y desayuno cochinillo.

En España, quien mejor te ha dado de comer ha sido… Andoni Luis Aduriz. Voy a Mugatitz una vez al año desde hace ocho. La mejor experiencia gastronómica de mi vida ha sido allí. Me parece la propuesta más radical y más intelectual.

Publicidad

Un ingrediente indispensable en la cocina. El chile. Es fuerza, agresividad, canallismo… Una sexta dimensión.

Un ingrediente imprescindible en la vida. La valentía. Para todo.

En tu cocina suena… De todo. La música la suelen poner dos chicos, pero cuando me canso la cambio yo. Es un sistema democrático, hasta que se me hinchan las narices. Escucho de todo, Antony and the Johnsons, Amy Winehouse, Leiva…

Lo más popular

Un libro de cabecera. Mejor dos. Los justos, de Camus, y el primer libro que me leí en mi vida, con 9 años: El Señor de los Anillos. Me encantó, me fascinó la sensación de imaginármelo todo como si estuviera viviendo una película.

El último que te ha hecho viajar de esa manera. Juego de Tronos. Tiene un rollo muy parecido.

Lejos de los fogones, te apasiona… Viajar y hacer deporte. Salgo a correr a diario. Cuando termino, tengo la sensación de estar cachondo, y no me refiero a lo sexual. En ese momento, si me pones el mundo delante, me lo como a bocados.

Te gustaría compartir un menú del día con… Abraham García, y a ser posible, que haga él la comida. Soy cocinero por su culpa. Me encanta escucharle.

En la infancia te llamaban… El guindilla. Supongo que ya era bastante intenso por aquella época.

La comida preferida de un tres estrellas Michelín es… Soy un croquetero empedernido. Las mejores que he comido son las de Nacho Manzano en Casa Marcial. También me encanta una buena sopa de cocido, un curry rojo tailandés, una raya a la mantequilla negra…

El ingrediente en el que te has gastado más dinero… En angulas. Hubo una temporada en que teníamos un plato con angulas en la carta y aquello era un despilfarro. Concretamente, 12.000 euros al mes.

¿Para beber? Agua, sin duda, es lo que más consumo. También me encanta el champán y el vino Riesling alemán.

Una ciudad para vivir. Nueva York, algún día viviré en Manhattan. Me gusta estar tranquilo en casa, pero cuando salgo necesito rock and roll, y Nueva York lo tiene.

Una ciudad para comérsela. Madrid, está llena de gente con mucho talento que está haciendo cosas únicas. Es una de las ciudades europeas con mayor proyección gastronómica.

Un lugar para huir. El sudeste asiático. Creo que en alguna otra vida fui vietnamita o tailandés. Allí me siento bien.

De niño jugabas con… Durante una época me dio por pedirme Barbies, era una cosa rara. Creo que en el fondo sólo me gustaban porque eran chicas.

La última vez que pisaste un McDonalds. Tendría unos 16 años. Ni me acuerdo.

El mejor piropo que le han echado a un plato tuyo. He visto a gente llorar. Trabajo 17 horas al día para que, de vez en cuando, pase eso.