Decálogo de cuidado de los senos

Los especialistas de la Clínica Planas han querido compartir estas 10 claves para preservar la salud mamaria con motivo del día Mundial del Cáncer de Mama.

Lo más popular

¿Sabes cómo autoexplorarte las mamas para detectar un posible cáncer? ¿Qué momento es el mejor para hacerlo? ¿Es tu postura la más adecuada? ¿Sabes lo que es un Consejo Genético? Te resolvemos estas y otras dudas para ayudar a la prevención de la enfermedad.

1. Autoexplórate

La autoexploración es una herramienta muy útil para detectar un posible cáncer de mama. Es recomendable hacerlo de forma mensual. ¿El mejor momento? Los días posteriores al periodo. Sigue estos pasos:

Publicidad

- Colócate frente a un espejo con los brazos caídos y gira el torso para detectar algún posible bulto, hoyuelo, piel con textura similar a una naranja, sarpullidos, inflamaciones, cambios en la posición del pezón o zonas enrojecidas.

- Levanta los brazos para comprobar si el contorno de los pechos es uniforme o ves alguna de la alteraciones anteriores.

- Túmbate y palpa cada seno con las yemas de los dedos de la mano contraria, es decir, examina el pecho derecho con la mano izquierda y a la inversa. Empieza por la parte externa del pezón y utiliza movimientos circulares siguiendo líneas rectas.

- Examina también las axilas con los brazos bajados.

2. Si tienes dudas, ve al especialista

La autoexploración sólo sirve si al detectar alguna anomalía en los senos se acude al especialista. No lo dejes para mañana. Ante cualquier posible indicio, consúltalo.

3. Hazte una mamografía anual o bianual, según tu edad

Si tienes entre 30 y 40 años es recomendable que te realicen una mamografía cada dos años. A partir de los 40, una anual. Y si eres menor de 30 años pero tienes antecedentes familiares de cáncer de mama también puedes solicitar una mamografía.

Es el método más fiable de detección temprana del cáncer ya que detecta un 90% de los tumores, mientras que el examen físico tan sólo puede revelar un 50% de ellos.

La mamografía revela tumores de tamaño tan pequeño que no se podrían palpar en las exploraciones hasta que crecieran durante unos 2 años más. La prevención precoz del cáncer de mama permite detectar la lesión en etapas en que ésta aún no se ha diseminado a otras partes del cuerpo. Además, así se puede tratar con tratamientos menos agresivos.

4. Si estás embarazada o tienes menos de 30, ecografía mamaria

Esta técnica es complementaria a la mamografía y otras técnicas de detección de cáncer de mama. No utiliza radiación sino ultrasonidos, así que es apta para embarazada y menores de 30 años.

5. Revisa tus implantes

Aunque los implantes actuales que se utilizan son de alta calidad y más resistentes que los de décadas anteriores, a partir de los 10 años aumenta la posibilidad de rotura precoz de los mismos.

Afortunadamente, existen medios de imagen como la ecografía y la resonancia magnética mamaria que pueden diagnosticar la rotura del implante en fases muy iniciales. Para garantizar su buen estado, es recomendable:

- Hacerse una ecografía cada 2 años durante los 10 primeros años tras la implantación.

- Llevar a cabo una resonancia el décimo año y hacer ecografías anuales a partir de entonces.

- Realizarse resonancias cada 5 o 10 años a partir del décimo año de vida de la prótesis.

6. Mejora la postura

Para que tu pecho se mantenga firme es importante que mantengas una buena postura. Los hombros hacia adelante favorecen la caída del pecho y, además, pueden causarte dolor de espalda.

7. Protégete del sol

Protege la piel del escote, o de todos los pechos si haces topless, de los efectos del sol con crema con protección solar de factor alto. La piel de esta zona es especialmente fina y sensible y si se expone demasiado al sol, puede arrugarse o deshidratarse fácilmente.

Además, se pueden producir manchas cutáneas como los léntigos y las queratosis actínicas.

8. Alcohol y tabaco, OUT

Los estudios han avalado que tanto el consumo de tabaco como el de alcohol generan un mayor riesgo de cáncer de mama. Las mujeres que consumen tres bebidas alcohólicas por semana tienen un riesgo un 15% mayor de sufrirlo.

Además, las fumadoras también tienen más posibilidades y no sólo de pulmón. Otros órganos pueden verse afectados ya que los carcinógenos del tabaco se quedan almacenados en los tejidos.

9. Pide un Consejo genético si en tu familia hay historial de cáncer de mama

Si muchos de tus familiares han padecido cáncer, lo mejor es que solicites un Consejo genético para saber si éste está asociado a una mutación genética. El BCRA1 y el BCRA2 son genes que producen proteínas encargadas de la supresión de tumores. Si has heredado mutaciones en estos genes, aumenta el riesgo de cáncer. Un Consejo genético no sólo lo detectará sino que podrá ayudarte a pautar estrategias se seguimiento y reducción del riesgo.

10. Palpación mamaria en la revisión ginecológica

En tus revisiones ginecológicas anuales se debe incluir una palpación mamaria por parte del doctor. Si no la lleva a cabo, pídesela.

More from Elle: