Microneedling: el nuevo tratamiento antiedad

Esta terapia, que usa pequeñas agujas por la piel, previene la aparición de arrugas prematuras. Incluso tus productos de belleza tendrán más efecto en ti.

Lo más popular

El microneedling, también llamado dermarolling o terapia de inducción del colágeno, es un tratamiento para el cuidado de la piel que apareció a principios de este siglo. Aunque se utilicen agujas, es un método mucho menos doloroso de lo que parece y el resultado final hace que cualquier pequeña molestia merezca totalmente la pena.

En él se utiliza un rodillo con pequeñas agujas que se desliza suavemente provocando minúsculas punciones en la capa superficial de la piel. Esto hace que el cuerpo piense que ha sido herido, por lo que se dispone a reparar los posibles daños y comienza a producir colágeno. A medida que envejecemos el cuerpo produce menos colágeno de forma natural, pero también el entorno en el que vivimos puede hacer que disminuyan los niveles de colágeno de forma prematura. El microneedling hace que aumente la producción de esta proteína estructural, haciendo que nuestra piel mantenga su aspecto juvenil.

Publicidad

El microneedling hace que los productos de cuidado facial funcionen mejor

Las microperforaciones que genera el microneedling permiten que los productos para el cuidado de la piel, sobre todo los serums, penetren mejor y sean, por tanto, más eficaces. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, después de un tratamiento de microneedling, siempre se debe probar el producto antes de aplicarlo por la cara o el cuerpo. Tu piel estará muy sensible después de la sesión, así que lo último que querrás es que se irrite. Busca productos que contengan ingredientes naturales como los aceites, ácidos grasos omega y Marine Connectum™ (un azúcar marino con propiedades reparadoras) que componen el Blue Therapy Serum-in-oil de Biotherm.

Los tratamientos de microneedling se pueden aplicar a cualquier parte del cuerpo

La mayoría de la gente utiliza esta técnica para combatir los efectos del envejecimiento prematuro, pero también sirve para tratar otros problemas de la piel, como las cicatrices ocasionadas por el acné y las estrías de muslos o vientre. Sin embargo, parece ser que no funciona con la celulitis, para lo que es mejor el ejercicio y los productos anti-celulíticos.

Los tratamientos de microneedling pueden hacerse tanto en casa como en las consultas especializadas. La diferencia está en el tamaño de las agujas. La mayoría de los aparatos que se venden para uso doméstico utilizan agujas con menos de 0,5 mm. Las agujas de los dispositivos profesionales van de los 0,5 a los 2,5 mm y resultan más eficaces. Las agujas más grandes hacen un poco más de daño, pero, previamente, el profesional aplicará un anestésico en crema en la zona a tratar.

Casi todo el mundo puede probar el microneedling

Las únicas personas que deben abstener de hacerlo son aquellas con piel ultra-sensible, con acné o con erupciones.

Si te decides por acudir a un profesional, ten en cuenta que durante las horas posteriores tu piel quedará ligeramente enrojecida y que no debes maquillarte hasta el día siguiente para que tu piel respire y se recupere. Para obtener mejores resultados, hazlo una vez cada pocos meses. Si te decides a seguir el tratamiento en casa, limita las sesiones a una vez por semana al principio y sigue al pie de la letra las instrucciones del fabricante para aprender a utilizar el rodillo correctamente.

Post tratamiento

Come alimentos que ayuden a que tu cuerpo produzca colágeno, como las naranjas, los plátanos y los boniatos y aumenta el efecto. Y añade protección solar a tu crema de día como por ejemplo Skin Best Day Cream SPF 15. Ya sabes que la evitar el daño del sol es una de las mejores barreras contra el envejecimiento prematuro que puedes tomar.

More from Elle: