Cómo llegar a los 30 más guapa que a los 20

¿Te crees que por tener 20 años puedes pasar semanas sin cuidar la piel, hacer ejercicio o alimentarte correctamente? ¡Cuidado! Si no quieres aparentar más edad de la que tienes antes de tiempo, es hora de que te pongas las pilas.

Lo más popular

Estás en la veintena, luces una piel casi tan joven como la de un bebé y cuando te miras en el espejo no ves ni un asomo de arrugas o de líneas de expresión. Sin embargo, por mucho que nos gustaría que eso se mantuviera, lo cierto es que los factores ambientales y el estilo de vida pueden acelerar el proceso de envejecimiento si no se pone remedio a tiempo. ¿Qué puedes hacer para no llegar a los 30 con más arrugas que tu abuela? Empieza a tomar nota.

Publicidad

No escatimes en crema hidratante

Es tu gran aliada, tengas la edad que tengas. Está claro que con 20 años no hace falta que te embadurnes de crema a todas horas ni tampoco que eches mano de antiarrugas, pero sí es conveniente que comiences a llevar una rutina 'beauty' donde la hidratación de tu piel juegue un papel fundamental. Con una o dos veces al día puede ser suficiente para mantener activos los niveles de colágeno y de ácido hialurónico, responsables de que nuestra piel luzca tersa y joven, y que comienzan a disminuir a partir de los 25 años.

Lo más popular

Y, por supuesto, cuando hablamos de hidratación no podemos olvidarnos del contorno de los ojos. Es una de las zonas más delicadas y, por tanto, más susceptibles al desarrollo de pequeñas líneas de expresión. Pero, que no cunda el pánico, existen cremas específicas que ayudan a revitalizar el área de los ojos como Blue Therapy Eye Cream de Biotherm, que mantiene las arrugas a raya y le otorga a la piel un aspecto mucho más firme.

La crema hidratante nutre tu piel y ayuda a retrasar los signos de envejecimiento

Usa protector solar cuando salgas a la calle

Una exposición prolongada en horas de máximo calor o no llevar a cabo una correcta protección de los rayos solares pueden provocar la aparición de rojeces, manchas y arrugas sin importar que tengas 20, 30 o 40 años. Y es que el sol es uno de los grandes responsables del envejecimiento prematuro. Por esa razón, lo mejor es aplicarte un SFP o una crema hidratante que contenga una protección de más de 30 cada vez que salgas a la calle, aunque esté nublado, llueva, nieve o haga frío. ¡No lo olvides!

Publicidad

Ejercita tu cuerpo

Sabemos que el frío y el mal tiempo no acompañan a la hora de hacer ejercicio, pero lo mejor es que te quites la pereza cuanto antes si no quieres que la celulitis y la flacidez aparezcan en tu cuerpo antes de tiempo. No hace falta que pases jornadas eternas en el 'gym' ni que corras 10 kilómetros todos los días pero sí es aconsejable que introduzcas en tu rutina ciertos ejercicios de estiramiento y flexibilidad-que, además, podrás hacerlos sin salir de casa-, ejercicios aeróbicos, como caminar media hora al día o ejercicios de fortalecimiento de los músculos, como yoga o pesas.

¡Pereza fuera! Ejercita tu cuerpo y pon a raya a la celulitis y a la flacidez.

Duerme las horas necesarias

Porque un día duermas 5 horas no te va a pasar nada pero, por favor, que esto no se convierta en tu rutina. Dormir las horas necesarias, entre 7 y 8 según los expertos, es vital no solo para la piel sino también para el organismo. Descansar las horas suficientes reduce las posibilidades de sufrir diabetes, mejora la memoria, estimula la creatividad y te hace más guapa. Ahí es nada.

Desmaquíllate cuando llegues a casa

Vale, sabemos que te da una pereza horrible quitarte el pintalabios, la sombra de ojos y el eye liner cada vez que llegas a casa después de una noche de fiesta o de un largo día en el trabajo. Pero grábate esto a fuego: si no lo haces tu piel pagará las consecuencias y comenzarán a aparecer los poros abiertos, las impurezas… ¡y las arrugas! Cuando dormimos nuestra piel se repara de los estragos causados durante el día y si nos acostamos sin quitarnos el maquillaje estamos obstruyendo los poros e impidiendo la renovación celular. Así que ya sabes, ¡la pereza ya no es una excusa!

Nunca te vayas a acostar sin haberte quitado previamente el maquillaje. Si no lo haces, tu piel envejecerá a pasos agigantados.

Bebe mucha agua

Por mucho que te embadurnes con tu mejor crema, la hidratación no estará completa si tampoco la llevas a cabo por dentro. Para que la piel reciba todos los nutrientes que necesita, es sumamente importante que bebas dos litros al día o, lo que es lo mismo, entre 6 y 8 vasos de agua. Si sueles estar fuera de casa gran parte del día puedes optar por meter en tu bolso una botella pequeña de agua y así poder beber cada poco tiempo. ¡Tu piel lo agradecerá!

More from Elle: