5 rutas de senderismo para conocer el Alentejo

Descubre a pie la región de moda de Portugal.

Lo más popular

Seguro que has oído hablar de ella y que conoces a alguien que haya pasado el verano allí; no en vano, el Alentejo lleva tiempo siendo uno de los destinos de moda. De hecho, los prestigiosos premios Best in Europe de 'Lonely Planet' le situaron como el sexto en la lista de los diez 'places to be' en el viejo continente en 2017.

Situada en la región centro-sur de Portugal, y limitando con el Algarve y con Extremadura en su zona este, hasta ahora ha sido una zona que se ha mantenido preservada del turismo, a pesar de presumir de contar con ciudades como Évora, Patrimonio Mundial de la Humanidad. Pero sus dehesas, sus pueblos y sus paisajes se han preservado de manera espectacular.

Publicidad

Así que nada mejor que coger tu ropa de 'trekking' (o tu bici, o incluso alquilar un caballo) y disfrutar de alguna de las rutas de senderismo que componen la guía Transalentejo y que discurren por el área de influencia del Lago Alqueva y el río Guadiana, una espectacular zona todavía por descubrir con un paisaje ribereño que no dejará indiferente a nadie. ¿Cuál te gusta más?

1. La fantástica Serra d'Ossa. Empezamos en una de las ciudades-entrada al Alentejo, Borba, para disfrutar de paisajes llenos de eucaliptos. Descubre la iglesia de São Tiago de Rio de Moinhos, y sigue a continuación el camino de São Gregório, siguiendo siempre las indicaciones a Terra de Ossa. No te pierdas detalle de Carneira, un increíble paisaje geodésico, ni del Monte da Defesa de Baixo.

Lo más popular

Detalles prácticos.- Distancia: 17,3 km; duración: 6/7 horas; dificultad: alta.

2. Escritos en Piedra y Cal. Monsaraz protagoniza esta ruta. Su ubicación a más de 300 metros de altitud asegura las mejores vistas del lago Alqueva, además de un auténtico viaje en el tiempo. Esto es lo que te propone una ruta que también pasa por el cromlech de Xerez, el puebte romano de Pêga, el menhir de Outeiro y la magnífica sierra de Barrada. Regresa a Monsaraz por la Estrada Real y, si no lo has visto antes, recorre su castillo.

Detalles prácticos.- Distancia: 13 km; duración:3 3/4 horas; dificultad: media.

Detalle de la villa de Monsaraz.

3. Ermitas de la Sierra d'Ossa. Es un recorrido circular que visita varias de las construcciones religiosas erigidas en el escarpado paisaje, con auténtica vocación eremita. Es un bosque espectacular de alcornoques y encinas. Te tendrás que desviar un poco para visitar el dolmen de Anta da Candeeira –de poco más de dos metros de altura por tres de ancho, con corredor insinuado y una curiosa abertura en forma de ventana en una de las lajas opuesta a la entrada–, atravesarás casas abandonadas y regresarás al centro de Aldeia da Serra, localidad en la que empieza la ruta.

Detalles prácticos.- Distancia: 22,7 km; duración: 7 horas; dificultad: alta.

4. La conquista de Terena. Una ruta perfecta si te gustan los castillos, la historia y el arte medieval. En la villa de Terena, donde empieza la ruta, parece que el tiempo se ha detenido. El recorrido pasa por delante de la torre del reloj, por encinares y alcornocales, e incluso te invita a atravesar una presa por encima de los muros que soportan las aguas. El puente de Terena y el Templo Fortaleza de Nossa Senhora da Boa Nova son los últimos hits de esta ruta.

Detalles prácticos.- Distancia: 15,2 km; duración: 4 horas; dificultad: media.

5. Alrededor de las plantaciones de corcho.- Como hemos visto, el corcho forma parte del paisaje alentejano, y su recogida es una arraigada tradición de la zona. Esta ruta propone disfrutar del contraste de campos de cereales y flores frente a la aridez de la actividad minera. No te pierdas la visita a la localidad de Mina de São Domingos.

Detalles prácticos.- Distancia: 14,5 km; duración: 4/5 horas; dificultad: bajo.

More from Elle: