Chinchón ofrece en agosto su cara más artística

Esta ciudad medieval, a 45 kilómetros de Madrid, te espera con sus fiestas y visitas teatralizadas, su impresionante Plaza Mayor, y su historia. No hay mejor momento para disfrutar de Chinchón.

Lo más popular

Balconadas de madera, angostas callejuelas, soportales y plazoletas; iglesias y conventos; bodegas y un castillo que preside desde lo alto un casco urbano declarado Conjunto Histórico-Artístico son algunas de las maravillas de Chinchón, una localidad de la Comunidad de Madrid, entre las cuencas del Tajo y el Jarama, que no se conforma con desplegar siglos de historia, arte y afamada gastronomía, que incluye por supuesto el anís. Se ha reinventado y es mucho más.

Publicidad

Escenario de películas

Durante el verano, esta villa a 45 kilometros de la capital se convierte en un hervidero de fiestas y manifestaciones culturales, hasta octubre. Chinchón nos regala la cuarta maravilla material de la región: su Plaza Mayor, escenario de corridas de toros desde el siglo XVII, conciertos o proyección de películas rodadas en sus calles, como 'Campanadas a medianoche' y 'La historia inmortal', de Orson Welles, un enamorado de la localidad, o las más recientes 'Lope' y 'Pájaros de papel'.

Lo más popular

Para descubrirla basta con un agradable y relajado paseo que incluya la iglesia de la Asunción, del siglo XVI, mezcla de estilos gótico, plateresco y barroco, y que alberga en el altar mayor un lienzo de Goya, que vivió en el lugar varias temporadas, ya que su hermano Camilo fue capellán de esta parroquia.

La Torre del Reloj pertenecía a la iglesia de Gracia, del XIV, destruída en la Guerra de la Independencia, y que los lugareños llaman ‘la torre sin iglesia’. Justo al lado, el teatro Lope de Vega, construido en 1891 por la Sociedad de Cosecheros de Vinos y Aguardientes, precursores de lo que hoy conocemos como obra social. Su construcción significó mucho en la época, una bombonera cuyo telón es obra de Luis Muriel, pintor de Alfonso XIII.

El Castillo que se alza majestuoso sobre la villa, perteneció a los condes de Chinchón –hoy es propiedad privada–, fundadores del Monasterio de los Agustinos, en el siglo XVII reconvertido en Parador de Turismo en 1982. Durante la Guerra de Sucesión albergó al archiduque Carlos, enemigo de Felipe V, que después saqueó la villa. Junto a él se encuentra la ermita de Nuestra Señora del Rosario.

Y el anís, por supuesto

A las afueras, la alcoholera, creada en 1911 y única productora del anís Chinchón, famoso en todo el mundo desde donde sale un millón y medio de botellas al año. El Ayuntamiento organiza visitas guiadas por la ciudad, cuya gastronomía, de sobra conocida, con asados de cordero, cochinillo y cabrito, incluye también productos de matanza y dulces. Cualquier obrador calmará a los más golosos. Infórmate en www.ciudad-chinchon.com

Citas de interés

Del 12 al 18 de agosto se celebran las fiestas patronales en honor de la Virgen de Gracia y San Roque, con sus correspondientes verbenas, actuaciones, fuegos artificiales... El 8 septiembre y el 6 de octubre hay visitas nocturnas teatralizadas, 
junto a Goya, su hermano Camilo, 
el torero Frascuelo, Andrés Barranco y la condesa de Chinchón.