Portomarín, un alto en el camino

Es ruta obligada del camino de Santiago y uno de sus platos fuertes a la entrada a tierras gallegas.

Lo más popular

Historias de peregrinos, reyes y puentes romanos yacen bajo las aguas del pantano de Belesar. Aquí se quedó parte del viejo Portomarín al construirse, a mitad del siglo XX, este inmenso embalse del valle del Loio. 

Sin embargo, la ciudad nueva –en el cercano Monte do Cristo– no ha perdido ni pizca de su encanto, en parte porque sus mejores vestigios se trasladaron piedra a piedra antes de la inundación. El más singular y valioso es la iglesia románica de San Nicolás –antigua San Juan–, que con su aspecto de fortaleza nos recuerda el pasado guerrero de la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, a quien perteneció el templo.

Publicidad

Un buen ambiente

Portomarín siempre fue un lugar clave del camino de Santiago y el paso de los peregrinos marca claramente el carácter de esta ciudad, situada poco después de la dura subida al Cebreiro. Aún puedes ver uno de los arcos del puente romano –también rescatado de las aguas– que dio paso a tantos caminantes sobre el río Miño. Hoy se sitúa en el centro de la ciudad transformado en una escalinata que lleva hasta la capilla de las Nieves, recuperada del antiguo hospital de peregrinos.

Lo más popular

Dedica el resto del tiempo a disfrutar del verde explosivo que domina en el paisaje –es la ciudad gallega con más espacios ajardinados–, degustar una empanada de anguila o una típica tarta de Ancano (similar a la de Santiago), o a conocer algunos de sus restos más antiguos, como el castro de Castromaior, a nueve kilómetros.

Un licor con historia

Entre los mejores orujos gallegos, el de Portomarín tiene merecida fama y su propia fiesta el domingo de Pascua. Ese día se destilan, catan y premian los mejores aguardientes en la Plaza Mayor, presididos los actos por los caballeros y damas de la Orden de la Serenísima Alquitara.  

Nuestra guía

CÓMO LLEGAR

Portomarín está a 27 km al sur de Lugo por la LU-612. Desde Ourense hay 77 km por la N-540 y la C-535.

DÓNDE DORMIR

Santa Mariña (Tél. 982 54 51 05). Complejo rural de filosofía sostenible, junto al río Miño. Con caballos, huerto, restaurante y conexión a internet. Ofrece habitaciones, cabañas de madera y un pequeño camping. Cuenta con interesantes paquetes, como el de 2 noches, pensión completa y actividades por 110 euros/persona.

Pensión Arenas (Plaza Portomarín. Tél. 982 54 53 86). En pleno centro histórico, este 2* está en un edificio de reciente construcción. Cuenta con 12 habitaciones, exteriores y luminosas, desde 46 euros. 

DÓNDE COMER

Mirador de Portomarín (Pelegrín, 27). Para comer o tomar un gin tonic con excelentes vistas al Miño, una cuidada decoración y muebles de diseño.

Restaurante Pérez (Plaza Aviación Española, 2). Vale la pena alejarse del centro, más concurrido, para probar su cocina gallega de calidad. Menú de peregrino por 9 euros.

MÁS INFORMACIÓN

Ayuntamiento de Portomarín. Plaza Conde de Fenosa, 1. Tél. 982 54 52 06.