Holanda en bicicleta

Es el país con mayor densidad de bicicletas del mundo y es que, en Holanda, la bici es todo un imprescindible para sus habitantes. Te damos todas las claves para disfrutar del país sobre dos ruedas.

Lo más popular

Con una orografía perfecta para pedalear, más de veinte mil kilómetros de carriles bici y unos conductores absolutamente concienciados con su presencia, la bicicleta es prácticamente imprescindible si tienes pensado viajar a Holanda. Te damos algunas pistas para que le saques todo el partido.

Alojamientos 'bike friendly'

La asociación 'Amigos de la Bicicleta' holandesa ha puesto en marcha una estupenda iniciativa para aquellos dispuestos a recorrer el país a golpe de pedaleo. Disponen de una red de cinco mil alojamientos en los que amantes de las bicis alojan en sus casas a viajeros ciclistas por un módico precio. Por un importe de 19 €, el visitante dispondrá de cama, baño y desayuno para volver a coger la bicicleta con fuerza por la mañana. Podrás elegir entre una enorme variedad de casas a lo largo de todo el país. www.vriendenopdefiets.nl

Publicidad

La ruta del Rhin

La Ruta del Rhin tiene una extensión de unos 1300 kilómetros, que se reparten entre Suiza, Alemania y Holanda. La parte holandesa recorre unos 270 kilómetros, con su correspondiente carril-bici. Existe una ruta LF (de cicloturismo) que puede seguirse para realizar este recorrido lineal. Si solo se quiere hacer una parte, puede recorrerse el resto en tren (en todos los trenes holandeses pueden subirse bicicletas pagando un sumplemento de seis euros) o alquilar una bicicleta por etapa.

Lo más popular

El 'Bar-Cicleta'

Fusionar una bicicleta y un bar parece, a priòri, algo poco factible. Sin embargo, en Holanda existe: se conoce como Fietscafe y es una especie de carro con más de diez puestos para pedalear. Los ciclistas se sientan en torno a una barra mientras dan pedales y toman algo a la vez. Es una atracción muy popular en las celebraciones holandesas. www.fietscafe.nl

Zwolle, un tesoro medieval

La ciudad de Zwolle, en la provincia de Overijssel, se ha alzado con el reconocimiento de "Ciudad 'bike-friendly' Holandesa 2014", entregado por la Federación Holandesa de Ciclistas. Recorrerla a dos ruedas es una fantástica idea: no te pierdas su centro medieval que parece recién sacado de un cuento.

Amsterdam

El índice Copenhagenize, especializado en deteminar cuáles son las mejores ciudades del mundo para viajar en bici, ha nombrado a Amsterdam la número uno para su estudio de 2013. Moverte con bicicleta es la mejor opción para visitar la ciudad. Tan solo es necesario que recuerdes algunas reglas básicas: señaliza con el brazo si vas a girar, no te salgas del carril-bici y ponle uno (¡o dos!) candados cuando la aparques: aquí los robos están a la orden del día.