Una rúbrica para la historia

Hace 800 años el rey Juan I de Inglaterra y sus barones sellaron la Gran Carta, que fue la chispa que alumbró un nuevo mundo, donde la democracia, la libertad y la ley tendrían un lugar predominante.

Durante 2015 se han puesto en marcha seis nuevos itinerarios autoguiados que detallan la historia de la Carta Magna en rutas que incluyen ciudades catedralicias –al norte del país–; en el este británico y en otras poblaciones ligadas a este evento. La Biblioteca Británica, en Londres, ha preparado una soberbia exposición sobre la historia y el legado de esta Constitución, que se inaugura el 13 de marzo y estará en vigor hasta el 1 de septiembre.

Publicidad

Más ideas

También durante este mes, la capital británica acoge en la Biblioteca Bodleiana una colección de escritos entre los que destaca la presentación al público de la Carta de Gloucester. Otro buen apunte, es la cita que propone la Galería de Patrimonio de la Ciudad de Londres para admirar un ejemplar del documento de 1297, así como otras piezas, como una escritura de propiedad firmada por Shakespeare.

Lo más popular

Durham. Su catedral conserva tres ediciones del legajo que exhibirá, junto a otros documentos, en una muestra que tendrá lugar del 1 de junio al 31 de agosto. 

Salisbury. La ciudad atesora en su majestuosa seo el ejemplar mejor conservado de la Constitución. Tómate tu tiempo para observar su cuidadísima caligrafía.   

Runnymede. El rey Juan Sin Tierra firmó el 15 de junio de 1215 la Carta Magna en esta localidad. En la misma fecha, Isabel II lo festejará con un acto conmemorativo.