Titanic II ya es real

La historia se repite pero ahora con, esperemos, final feliz. Una réplica del llamado 'buque de los sueños' surcará los mares en 2018, pero esta vez con un sistema de seguridad del siglo XXI a prueba de 'icebergs'. 

No es la primera vez que se proponen proyectos inspirados en el famoso transatlántico británico que surcó los mares el 14 de abril de 1912 para terminar hundiéndose en el corazón del mar sin llegar a su destino, Nueva York. 

Pero la compañía Blue Star Line (White Star Line, la del Titanic) ha creado por primera vez una réplica exacta del barco a simple vista, con unas tripas modernas y seguras que eliminan riesgos como la figura del vigilante encargado de avistar 'icebergs' o los rudimentarios botes salvavidas sólo para la mitad de pasajeros. 

Publicidad

El proyecto perdió fuerza en 2015, en un principio la botadura del barco estaba prevista para este año y se llegó a hablar de cancelación.

Pero según James McDonald, director de marketing de la compañía, está previsto que Titanic II emprenda el rumbo entre China y los Emiratos Árabes en 2018

Medirá cuatro metros más de largo y tendrá capacidad para más pasajeros, muchos obsesionados con la historia del naufragio han llegado a ofrecer un millón de dólares por un billete de primera clase, aunque aún no hayan salido a la venta, ni sus tarifas correspondientes.

Nada de supersticiones, ¿o sí?