​¿Quieres conocer gente cuando viajas?

Estos consejos pueden ayudarte a hacer amigos y descubrir lo que no aparece en las guías.

La forma de viajar ha cambiado en los últimos años, y hoy en día muchos turistas no quieren visitar una ciudad, quieren vivirla. Sumergirse en la cultura del destino escogido es fundamental para cumplir este objetivo y conocer gente local es el primer paso para lograrlo. Además, puedes conocer a otros turistas con los que compartir experiencias de viaje y crear nuevos recuerdos juntos.

Si eres uno de estos viajeros y buscas vivir experiencias te damos unos consejos para que disfrutes del destino de forma activa.

Publicidad

​Ten la mente abierta

Si eres una persona extrovertida probablemente no tengas problemas y las conversaciones surjan solas. Pero si eres tímido es mejor que vayas con algún truco aprendido de casa, por ejemplo: cuando te encuentres en la situación de hablar con un desconocido evita empezar con el clásico "¿qué tal?", es mejor que entres preguntando directamente por cosas que hacer o contando alguna anécdota que te haya sucedido ya.

​Escoge bien el destino

Aunque pueda parecer evidente es un tema importante, y conviene recordarlo. A la hora de escoger un destino el idioma es vital si quieres entenderte con los locales, porque aunque las dudas sobre palabras en su idioma siempre sea un tema recurrente, a la larga la conversación se irá terminando. Por lo menos asegúrate de que se hable inglés, porque no en todos los países está igual de extendido.

Publicidad

El alojamiento

La mejor opción para conocer gente es dormir en un hostal. En una habitación compartida será más fácil ponerte en contacto con extraños, la conversación es casi obligatoria. En los últimos años las cadenas hoteleras han desarrollado este modelo de habitación al ver que está en auge entre los turistas, y poco a poco vamos diciendo adiós al modelo de hostal rancio que muchos tienen en mente. Hace algunos años abrió en Amsterdam City Hub, que ofrece habitaciones con las últimas tecnologías, recepción digital, una 'app' para descubrir la ciudad y un chat para conocer gente local. Además, tiene una zona 'lounge' en la que los huéspedes se pueden juntar con otros turistas. Aquí en España hemos visto casos similares, como por ejemplo en Madrid con la apertura de The Hat, un hostal de diseño al que incluso los madrileños se acercan para tomar algo en su terraza.

Otra opción es a través de páginas web de alojamientos en casas de gente local, las dos más conocidas son Airbnb y Coachsurfing. Además de ahorrar dinero podrás alojarte en casa de personas nativas y si tienes suerte convivir con otros extranjeros.

​Cómo moverse

Un momento perfecto para empezar una conversación es en el transporte público. Si alquilas un coche perderás esta oportunidad de charlar con alguien mientras vas de un sitio a otro, por lo que te recomendamos que te aprendas los autobuses clave y las estaciones de metro más importantes para planificar tus idas y venidas por el destino.

Publicidad

​Dónde comer

La gente, tanto local como turista, que puede enseñarte rincones únicos no está en los restaurantes que aparecen en las guías. Además de que probablemente te cobren más de la cuenta, no son establecimientos en los que descubrir la verdadera cultura del país, en realidad suelen ser lugares en los que probar la comida que se considera típica en el extranjero. Si quieres descubrir dónde se come en el día a día, lo mejor es que te atrevas a entrar a la primera tasca que encuentres y te acerques a la mesa de al lado para preguntar cuáles son los 'places to eat'.

También tienes la opción de apuntarte a comer a casa de alguien y disfrutar de la comida casera con Eatwith. A través de esta página web, disponible en 150 países del mundo, puedes apuntarte a comer a casa de gente local y compartir mesa y experiencias.

​Haz cosas

En todos los destinos puedes encontrar cantidad de actividades a las que apuntarte. Es una gran oportunidad para profundizar en la cultura, para aprender algo nuevo y, sobre todo, conocer gente con tus mismas aficiones. Los 'tours' también son muy buenos para iniciar conversaciones, además de aprovechar para descubrir los sitios típicos te sirven para conocer gente con la que quedar cuando terminéis la ruta.

Publicidad

​Sal por las noches

No todo sucede durante el día. Al caer la noche las ciudades se transforman, sal a explorarlas entrando en un bar. Empieza con una cerveza, preséntate a un grupo y termina en la discoteca de moda. Quedarse durmiendo en la habitación no es una opción que puedas repetir todos los días que estés de viaje.

​Stay curious

En definitiva, no pierdas las oportunidades de iniciar una conversación. Estáte atento a cualquier posible encuentro y ten una actitud positiva en todo momento. Una sonrisa es la clave para hacer amigos por el mundo.