Hemos probado: El Jardín

Asistimos a una experiencia 'deluxe' donde la alta cocina y el mimo del chef José Luque y su equipo se fusionan, consiguiendo una oferta culinaria para todo el público de lo más apetecible. Acompáñanos y te sorprenderás.

Lo más popular

Entre fogones y los mejores ingredientes, la de hoy se puede decir que ha sido una experiencia de las de verdad. El hotel InterContinental, uno de los cinco estrellas más emblemáticos de la capital, nos invitó a un ‘show cooking’ dirigido por el que lleva siendo su chef ocho años consecutivos, José Luque. Dispuesta a aprender varias recetas y a disfrutar después de una degustación de la cocina mediterránea que les caracteriza, ya a lo lejos te sorprende la monumental fachada que esconde a la que será ‘nuestra cocina’ de esta tarde.

Publicidad

Un sonriente botones es el encargado de abrirme el paso hasta un hall con grandes lámparas de araña, invitándome a subir unas escalinatas para perderme definitivamente en el Lobby principal. Y es que, saber que se trata de un edificio cargado de historia, construido sobre un palacete del siglo XVIII con parte de la decoración conservada, y la residencia elegida allá por la década de los 50 por grandes de Hollywood como Ava Gardner, Liz Taylor o Sofía Loren, me hacen sentir, como poco, una mujer afortunada en un lugar con estrella.

Lo más popular

La elegancia, sofisticación y el lujo, son tan sólo la carta de presentación de este hotel internacional que celebrará más que satisfecho su 60 cumpleaños el próximo mes de octubre. La preocupación por ofrecer siempre la mejor calidad y la atención y el calor con el que te trata todo su equipo humano, hacen sin duda que lo pueda calificar como una auténtica joya dentro de la oferta hotelera de nuestro país.

Pero no nos vayamos por las ramas. Allí nos mandaron a cocinar, ¡y vaya que sí lo hicimos! Tras tener el privilegio de visitar hasta el último recoveco del hotel (me quedo con ‘La Cabaña’, la salita-buffet donde todo el personal come, se relaja, y comparte sus peripecias), José Luque y su compañero Miguel, también chef de la casa, nos esperaban a todos los participantes para ponernos manos a la obra, y con gorro y delantal en mano, no vaya a ser que no nos metiéramos de lleno en el papel. Nuestra misión era preparar cuatro de los platos que forman parte de la nueva carta de verano para después degustarlos. Conseguimos terminar únicamente dos, no por falta interés, si no por tiempo. El primero era sencillo y muy de temporada: salmorejo acompañado de ventresca de bonito asada. Un clásico en la cocina de Luque delicioso, fresco, y con un secreto del chef que os lo revelamos: añade una pizca de pimentón dulce. ¡Lo notarás y te gustará! Conseguir terminar sin muchos apuros este primer plato, hizo que nos viniéramos arriba para comenzar a realizar el segundo, donde ya necesitamos más ayuda de los profesionales: las flores de calabacín rellenas con gambas y una crema de apio cremoso, el plato que está causando furor entre los clientes. Y desde luego, no faltan motivos. Muy sabroso, elaborado pero sencillo, y con un emplatado lleno de color que conquistó a nuestra vista. ¡Lo tenía todo! Las vieiras asadas acompañadas de arroz venere y un exótico postre, el llamado 'Sopa de chufa, cerezas y violetas', completarían el elenco que nos tenían preparado. 

“Primero tienes que saber bien lo que haces, tiene que estar bueno, y luego ya, te encargas de ponerlo bonito”. Ésa es la máxima de Luque, este chef madrileño amante de los platos de caza, y que no se rige por estándares cuando se enfrenta al fogón, sino por su intuición y experiencia. Con mucha naturalidad y espontaneidad, resultó ser un buen maestro de cocina aderezando cada plato con trucos y consejos que nos llevaríamos a casa. Extraer la hebra del ajo para que no repita o utilizar una rejilla para cocinar, consiguiendo que el contacto con el fuego sea menos directo y por tanto la cocina más lenta y acertada, serían algunos de ellos.

En definitiva, una clase magistral tras la que tendríamos nuestra merecida recompensa: una cena degustación con las recetas aprendidas -eso sí, el equipo de cocina creó para nosotros de nuevo los platos, por si acaso-, y en un ambiente inmejorable: la terraza del restaurante El Jardín.  Se trata de un espacio acogedor e íntimo, donde la iluminación indirecta y las notas de un piano en vivo nos dejaban atrapados entre las maravillosas fachadas ‘art decó’ que conforman el patio en el cual nos encontrábamos, y que nos trasladaban a su vez al más puro sueño americano de los años 50. Una cena distinguida servida con encanto, con mucho encanto.

Si tengo que concluir de alguna manera, diré que estamos ante todo un gigante de la hostelería que cada vez se acerca más al público, apostando por una oferta gastronómica que respeta la alta cocina pero que persigue la accesibilidad para todos. Prueba de ello son las "Cenas para ellas" que se celebran cada jueves por tan sólo 39 euros y está pensado para ti y todas tus amigas, su famoso 'brunch' de los domingos, un manjar para el paladar a un precio más que razonable, o su última propuesta veraniega 'Sushi & Gin Tonic', toda una experiencia en la terraza por tan sólo 25 euros. Nuevas iniciativas que realmente, merecen la pena.

No te lo pienses más, ¡y lánzate a probarlo! Si quieres conseguir más información, consulta su página web o su Facebook